Oct 15 2008

Fundación ADSIS: un año y medio sin dar la cara

Tras un año y medio de reclamaciones y lucha laboral
de CNT hacia Fundación ADSIS, este sindicato está en condiciones de
asegurar que, en esta supuesta “ONG”, la transparencia brilla por su
ausencia, lo cual es un problema cuando se está poniendo en tela de
juicio su honradez.


Si
hay algo que cualquier persona espera de una asociación sin ánimo de
lucro, dedicada a ayudar a los desfavorecidos y a luchar por la
dignidad de las personas, es honradez y transparencia.

Tras un año y medio de reclamaciones y lucha laboral de
CNT hacia Fundación ADSIS, este sindicato está en condiciones de
asegurar que, en esta supuesta “ONG”, la transparencia brilla por su
ausencia, lo cual es un problema cuando se está poniendo en tela de
juicio su honradez.

En efecto, la sucesión de contratos en fraude de ley
(todos los documentos, datos y afirmaciones aludidos en esta octavilla
son rigurosamente ciertos y pueden ser comprobados en la web de este sindicato donde los hemos hecho públicos)
que esta asociación efectuó a nuestra compañera, el despido reconocido
por ellos como improcedente, con el que fue liquidada, así como el
trato que la trabajadora recibió durante su relación laboral con Adsis,
son sólo un botón de muestra de lo que, por honradez, deben entender en
esta organización.

Pero durante este año y medio, el sindicato CNT ha
tenido oportunidad de entrar en contacto más estrechamente con la
particular idiosincrasia de esta organización “solidaria”.

Han sido numerosas las ocasiones en las que delegados
de este sindicato han tratado de ponerse en contacto, de diversas
maneras, con los responsables de esta organización (los documentos que
lo atestiguan están publicados) con el fin de solucionar el problema.
El resultado ha sido siempre el mismo: la ley del silencio aplicada a
rajatabla por Adsis.

Solamente una vez, el 14 de junio de 2008, este
sindicato ha podido hablar cara a cara con el responsable de Recursos
Humanos en Bilbao (¡¡sí, una ONG con departamento de RRHH!!). Este
personaje se comprometió a darnos respuesta en un mes. Y CNT ha
respetado escrupulosamente ese plazo. Como resultado, una vez más,
Adsis, a través de sus responsables, ha faltado a su palabra. Esta es
otra muestra de lo que por honradez deben entender en esta fundación.

En cualquier caso el transcurso del conflicto pone bien a las claras cuál es la catadura moral de cada una de las partes.

Desde el principio CNT se puso en contacto con todas
aquellas personas y entidades que pudieran verse afectadas de alguna
manera en el conflicto. Desde el principio CNT salió a la calle, y
desde el principio CNT hizo públicos, tanto en su web, como en todas
las publicaciones a las que tenemos acceso, todos los datos, documentos
oficiales y explicaciones pertinentes. CNT no tiene nada que esconder y
actúa en consecuencia.

ADSIS, sin embargo, lleva un año y medio escondiéndose,
dando a sus socios y colaboradores pobres explicaciones, sin aportar
datos ni pruebas de ninguna clase y, en fin, ocultando todo lo
referente a este asunto. Es tal su obsesión por esconderse que en sus
propios boletines, llama la atención la carencia de convocatorias a sus
actos, de los que solo se informa a posteriori.

Esta “ONG” está señalada por la Fundación Lealtad
por incumplir algunos de los requisitos que este observatorio de las
organizaciones solidarias establece para reconocerlas como tales. Y eso
que, entre estos requisitos, no está el respeto a los derechos de los
trabajadores.

Contratos precarios, en fraude de ley, nóminas mal
hechas sin los pluses correspondientes, son una pequeña muestra de lo
que l@s trabajador@s encuentran en ADSIS, al menos, hasta que este
sindicato entró en escena.

Con este panorama, desde CNT nos preguntamos: ¿Qué más
se esconde bajo el anagrama de ADSIS? ¿Estamos ante una ONG que ha
cometido errores o ante una verdadera empresa capitalista encubierta?

Por ello seguimos alertando a tod@s los interesad@s:
exigid transparencia y honradez, y sobre todo, antes de ejercer la
solidaridad, aseguraos de que lo hacéis en la organización y con los
medios adecuados. En este caso toda la información necesaria está al
alcance de cualquiera, porque CNT se ha asegurado de ello.

Y a todos los trabajadores: ¡cuidado con las empresas disfrazadas de ONG, porque son lobos con piel de cordero!

Enlace permanente a este artículo: http://vitoria.cnt.es/blog/2008/10/15/fundacion-adsis-un-ano-y-medio-sin-dar-la-cara/