Feb 10 2010

¿Inviabilidad del Sistema Pensiones, o asalto a la Caja Pública?

La base seudocientífica:

El informe que la Comisión Europea redactó sobre la inviabilidad de las pensiones en España, y que el Sr. Almunia, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y el PP Europeo utilizan para sugerir “propuestas” de Reforma (como con la que nos han amenazado estos días), es casi una copia de otro informe del Sr. David Taguas, entonces subdirector de estudios del Banco BBVA (y más tarde director de la oficina económica de La Moncloa durante el primer Gobierno Zapatero). Tal informe, utiliza los mismos argumentos y casi los mismos datos que los que aparecen en el informe de la Comisión Europea (no se han molestado ni en actualizarlos).Atención a los nombres de los “expertos paniaguados” que sostienen la “tesis Taguas”: Miguel de Sebastián que como Taguas también procedía del BBVA (y le sucedió como subdirector de estudios financieros) terminó como director de la oficina económica de la Moncloa y siendo asesor personal del Presidente Zapatero. María Jesús Sáez que fue interventora de la Seguridad Social antes de opinar sobre el tema, y hoy dirige una empresa pública nombrada por el Gobierno socialista. Queda claro que la tesis que ahora se arguye procede de asesores financieros del BBVA dato que hay que recordar.

La tesis Taguas es planteada de forma infantil: El aumento de la esperanza de vida incrementa el número de ancianos, y por lo tanto de pensionistas. La disminución de la natalidad disminuirá el número de futuros cotizantes. Por tanto el sistema es inviable a corto plazo. Menos ingresos, más gasto… (en el saco del que sale más de lo que entra…el fondo de le ve). Para solucionar esto hay que retrasar la edad de la jubilación, aumentar el número de años de cotización para calcular la pensión, reducir las pensiones (en número y cuantía) y eliminar las no contributivas….Aunque en el fondo lo que se cuestiona es la esencia misma del sistema. Avanzando una “solución final”: la privatización. El colapso se predijo a mediados de los años 70 (se suponía que en 10 años), dado que no sucedió se volvió a predecir en 80, a principios de los 90, y de 2000. Cómo no, ahora parece ser que el fin del mundo del sistema de pensiones está por el año 2060. Con tanto aplazamiento más que financieros parecen Testigos de Jehová.

El objetivo:

La Seguridad Social es uno de los sistemas públicos de que moviliza más dinero en cualquier país, dinero que en España está, en su mayor parte, fuera del alcance del capital financiero, es decir de los Bancos, de las Cajas y de las compañías de seguros privadas. Fuera del alcance del BBVA, hoy su mayor y más cercano pretendiente. En el fondo de todo esto está el asalto a la Caja pública de Pensiones.

La estrategia:

las instituciones financieras tienen intereses inconfesable en alimentar la imagen de insostenibilidad, de crisis de las pensiones públicas, a fin de promover sistemas de pensiones privadas. Especialmente el BBVA, el Banco de España o la Comisión Europea (de dominio neoliberal). Desde estos organismos se reproducen constantemente y periódicamente tesis alarmistas en editoriales y artículos. Añádase un bien orquestado plan mediático que provoque el miedo entre los trabajadores, y una prensa controlada por los lobbies conservadores y liberales (Vanguardia, en El Periódico, en El Mundo y en ABC, El País, cómo no. Y tendremos un panorama en el que nadie duda que la quiebra del sistema de pensiones es inevitable.

Porqué ahora: Hay una clara tendencia ideológica muy utilizada para instrumentalizar las crisis financieras y económicas, hacer los cambios que las fuerzas conservadoras y liberales han deseado y retrasado desde hace años (Privatización del sistema de pensiones, y Reforma Laboral). Ahora es más fácil hacer tragar a la opinión pública que la crisis financiera acelerará el proceso de quiebra del sistema. Porque ya nadie duda de que su agotamiento es algo casi natural.

¿Realmente el sistema está en crisis?

Todos asumen que el sistema de pensiones se colapsará por falta de cotizaciones. Pero no hay una actitud crítica hacia la información real sobre las tasas de crecimiento de la población activa, la incidencia de los flujos migratorios, o de las tasas de desempleo Juvenil. Cuya contención supondría el saneamiento del sistema para los próximos 80 años. ¿Es que esto no perjudica al sistema?, al parecer de los expertos financieros no. Más del 40 % de los jóvenes están parados, a lo que hay que añadir la precariedad, la subcontratación, los bajísimos salarios…¿Esto tampoco afecta?. Nadie menciona que la práctica generalizada de la jubilación anticipada como reducción de plantillas, práctica que no está permitida en muchos países de la UE, es uno de los mayores gastos de la SS. Esta práctica, que termina perjudicando al trabajador, ¿no daña también a la Seguridad Social?. Es obvio que las cotizaciones, en caso de que no hubiera tal prejubilación forzosa, serían mayores. Pero eso no se tiene en cuenta, ni eso ni los ERES, ni nada que no avale la tesis de que el problema es que hay demasiados beneficiarios. Porque entonces el problema tendría solución (con la mejora de las políticas de empleo y la eliminación de privilegios empresariales) y lo que hay que argumentar es que esto no hay quién lo arregle.

¿Porqué los gurús financieros asumen que el sistema de pensiones puede colapsarse por falta de cotizaciones sociales?.

En realidad, en España las pensiones, tanto las no contributivas como las contributivas son demasiado bajas, como bien se documenta en el informe del Observatorio Social de España (“La Situación Social en España”, volumen III, 2009). España debe gastarse (para ponerse a nivel europeo) en su Estado del Bienestar, incluyendo su Seguridad Social, más de lo que se gasta. En realidad, la carga fiscal en España (porcentaje de los impuestos sobre el PIB) es uno de los más bajos de la UE-15. Su capacidad recaudatoria, por lo tanto, dista mucho de haberse agotado. Tal agotamiento es otra de las tesis que el capital financiero está promoviendo en España, empíricamente falsa, como la anterior. Según los datos elaborados por EUROSTAT España destina el 19,7% del PIB a gastos de protección social, el promedio de la UE-15 es del 28,3%. Si se considera los gastos de vejez, invalidez y supervivencia, el porcentaje sobre el PIB es de 9,8%, ocupando el penúltimo lugar de la UE-15.

Pero, asumamos por un momento que las cotizaciones sociales no fueran suficientes en el año 2060, aunque no hay evidencia, sostenible científicamente, que indique esto sea así. El Estado podría financiarlas directamente con impuestos (como ya hacen muchos países europeos). Con lo cual el que fueran o no viables no es una cuestión económica sino política. Pero la política que se está siguiendo en el PSOE es la de las entidades financieras cuyo objetivo no es adelantar o retrasar la jubilación, sino la privatización del sistema público de pensiones, no lo olvidemos.

¿Dónde está entonces la inviabilidad del Sistema de la Seguridad Social Española?: En el interés de entidades financieras privadas de apropiarse del dinero público

Asustarnos con el aumento en 10 años en el cómputo de la cuantía de las pensiones, y con jubilarnos a los 67, es una estrategia para presentarnos, como mal menor, las primeras medidas de privatización y exclusión

CNT-AIT Córdoba

http://cordoba.cnt.es/node/704

Enlace permanente a este artículo: http://vitoria.cnt.es/blog/2010/02/10/inviabilidad-del-sistema-pensiones-o-asalto-a-la-caja-publica/