Dic 17 2011

CNT participó en el homenaje a los compañeros asesinados en la Ribera navarra

 A iniciativa de Ahaztuak 1936-1977 y Askapena, tuvo lugar el pasado 23 de octubre sendos homenajes en Sartaguda y Lodosa respectivamente para homenajear a los fusilados por el franquismo, con el recuerdo hacia los desaparecidos por la dictadura Argentina representado en la figura de Mercedes Colás.

Iván N.C. – Periódico cnt

El acto comenzó en Sartaguda, más tristemente conocido como el “pueblo de las viudas”. Este pueblo vivía bajo un sistema feudal en plena década de los 30, pues la práctica totalidad de los vecinos trabajaban para el Duque del Infantado, poseedor de las tierras. Ya con la proclamación de la República y la proliferación de huelgas y levantamientos la situación empezó a cambiar, hasta que el fascismo con Mola a la cabeza por el Norte se levantó y decidió cortar por lo sano tal osadía.

Es precisamente en Sartaguda donde en 2001 se erigió el conocido Parque de la Memoria, para recordar a las más de las 3.200 personas asesinadas por el fascismo en la Ribera de Navarra, lugar donde la CNT tuvo un protagonismo importante junto con la capital y Sangüesa.

En esta nueva cita con la memoria no pudo faltar la representación confederal con compañeros venidos de Pamplona, Logroño, Zaragoza, Guipúzcoa y Valladolid.

Posteriormente el homenaje continuó en Lodosa, localidad que en relación a su población, fue donde más ejecuciones se produjeron, en su mayoría militantes de la CNT. Bajo todas esas terroríficas historias sufridas en las carnes del pueblo trabajador, hay una que sobresale por encima de las demás; es el caso de María Mercedes Colás Irisarri.

Mercedes con 6 años vivía en Argentina y tras el golpe de Uriburu volvió a España con su familia. En 1936 a su padre José María Colás, una de las caras visibles de la CNT en el pueblo y fusilado en Tudela. Por si fuera poco, el fascismo acusaba a Mercedes – con la edad de 12 años – de dar “alentadores discursos a los de la CNT”, siendo obligada a bautizarse y a pasearse por el pueblo con el pelo rapado. Tuvo que huir a Argentina, donde la represión se volvería a cebar con ella años más tarde en plena dictadura con la desaparición de su hija Alicia Meroño. Desde entonces se convirtió en una más de las Madres de la Plaza de Mayo, siendo en la actualidad la Vicepresidenta a sus 86 años.

Es en este sentido en el que el sufrimiento del pueblo argentino y español se fusionara en este acto, con sus similitudes encarnadas en la figura de Mercedes. Sin embargo hay algo que diferencia a ambos casos y que a nadie se le puede escapar: mientras que en España la impunidad es la nota dominante, en Argentina son más de 200 los responsables de aquella masacre Argentina que han sido juzgados y condenados.

Otros casos similares

En la intervención del compañero de CNT Guipúzcoa, Xabier Erauskin, a propósito de este acto de reivindicación de la memoria y el internacionalismo, quiso recordar como José María Colás, cuando vivía en Argentina, dio refugio a muchos compañeros italianos que iban a ser deportados por la “ley de residencia”. Tampoco quiso olvidar a Flora Sanhueza, natural de Sangüesa aunque residente la mayor parte de su vida en Chile. Al igual que Mercedes, Flora sufrió la reacción fascista y exiliada en el continente americano, años más tarde volvería a sufrir la dictadura, en este caso la del general Pinochet. Torturada y violada, acabaría falleciendo por las secuelas, igual tortura pasó su hijo Héctor Pavelic, quien desde entonces no ha parado de luchar por esclarecer todo lo ocurrido. Por las constantes amenazas de muerte recibidas y la negativa al exilio político, la AIT intermedió ayudándole a salir del país, siendo acogido en su momento por la CNT en Palma de Mallorca.

Enlace permanente a este artículo: http://vitoria.cnt.es/blog/2011/12/17/cnt-participo-en-el-homenaje-a-los-companeros-asesinados-en-la-ribera-navarra/