1 de septiembre de 1936. ASESINATO DE ISAAC PUENTE AMESTOY

Isaac Puente

Isaac Puente Amestoy

El 1 de septiembre de 1936 fue secuestrado, asesinado y hecho desaparecer, seguramente en Pancorbo, Isaac Puente Amestoy. Ejecutado por fuerzas paramilitares franquistas y con el beneplácito, o al menos permitido, por las autoridades militares de Vitoria. Actualmente es uno de tantos de los que aún claman justicia enterrados en fosas y cunetas perdidas sin localizar.

Nacido el tres de junio de 1896 en la localidad vizcaína de Las Carreras (Abanto y Ciérvana). Isaac Puente Amestoy fue el más reconocido anarquista de Álava y, aunque no se diga, con harta diferencia, el más leído escritor de la provincia. Hijo de un carlista, estudió el bachillerato en los jesuitas de Orduña y en Vitoria (1911), y medicina en Valladolid y Santiago de Compostela (se desplazó a Santiago en 1914) hasta 1918. También tuvo en su adolescencia inquietudes artísticas (se le premió con un accésit en la Escuela de Artes y Oficios de Vitoria en 1913).

Ejerció su profesión en Cirueña, Corres (1924, en abril como médico titular del lugar acudió como perito médico de la defensa a un juicio por un suceso allí ocurrido), Vírgala y Maeztu (médico de partido responsable de varias localidades y, como tal, secretario inspector de la junta municipal, en este sentido en enero de 1925 pide a la Diputación que obligue a los ayuntamientos del partido a que le paguen por sus servicios tal como está estipulado).

En Maeztu permaneció hasta su detención y posterior asesinato. No se conoce con exactitud la fecha en que inició relaciones con el anarquismo, pero es segura su presencia en el movimiento al menos desde 1926 (ayuda a los represaliados de Vera de Bidasoa). Comienza a colaborar en la prensa libertaria por entonces y su firma (seudónimo famoso: Un médico rural) se populariza a través de artículos médicos (especialmente de prevención sanitaria e información sexual), de modo especial en la revista Estudios.

En 1928 lo vemos, con J. Juan Pastor, en el comité fundador de la Liga Mundial para la Reforma Sexual sobre Bases Científicas de Copenhague (que pronto rechazó por reformista y timorata: en 1930, poco antes de la celebración del congreso vienés de La Liga Mundial rehusó formar parte de la sección española porque entendía que era una entidad reformista y pedía que pasara a denominarse Liga Española para la Subversión Sexual sobre Bases Humanas), año en que se le criticó duramente en La Revista Blanca por sus comentarios sobre dos novelas de la casa (La Victoria y El hijo de Clara).

En 1929 partícipe de la comisión pro indulto de Shum (en los últimos años de la dictadura de Primo, según Plaja, lo visitó frecuentemente como también a Leopoldo Martínez, presos ambos en El Dueso, visitas sin duda facilitadas por ser poseedor de un automóvil, con el que se desplazaba por el partido de Maestu, como anécdota digamos que su matrícula era VI-1706 y que en marzo de 1936 logró que la Diputación le rebajara a la mitad el coste del impuesto de circulación.

En 1930 se produce un hecho de importancia: apenas defenestrado Primo de Rivera, se le nombra diputado provincial de Álava (por acuerdo unánime del Colegio de Médicos), y asiste a la primera reunión, febrero, en la que se le adjudican diversas comisiones (instrucción pública, montes y caminos, lucha antituberculosa..), aunque rehusó asistir a posteriores reuniones (presentó la dimisión en abril por “escrúpulos de conciencia”, y su escrito de dimisión fue elogiadísimo por los republicanos que organizaron un banquete en su honor, que no sabemos si finalmente se realizó tras varios aplazamientos), algunos anarquistas –de manera relevante García Oliver– criticaron duramente su actitud como si eso significara el paso de Puente al reformismo, deducción que los hechos demostraron errónea. En la segunda mitad de 1930 la Juventud Republicana se sintió próxima a Puente: disertó sobre “El médico ante la misión social de la medicina” en el Casino Republicano en noviembre (acto en el que se mostró revolucionario en la idea y muy ácido hacia la medicina oficial) y lo incluyeron como orador en Mondragón (acto finalmente prohibido y en el que lo anunciaban “en representación de los jóvenes republicanos de Vitoria”) y también la Federación de Sociedades Obreras esperaba contar con él: organizaron un acto en los embalses de Gorbea en julio en el que Apraiz y Puente denunciarían la ineficacia de esos embalses. El 24 de agosto de 1930 la comisión del Sindicato Único de Vitoria organiza un mitin en pro de la amnistía con Sirvent, Clará y Puente, y a fines de año Puente diserta en la sede del sindicato confederal.

En el periodo republicano su figura alcanza relieve nacional y notorio prestigio en el campo libertario por sus escritos en prensa, folletos sobre temas científicos y actividades específicamente anarquistas.

En 1931 propuso, con Augusto Alcrudo, la creación de la Federación Nacional de Sanidad en CNT, objetivo conseguido con la celebración del Congreso de noviembre de 1931 que encargó a Puente, Orive y Alcrudo redactar sus estatutos y en el que Puente presentó una ponencia sobre naturisno que no llegó a discutirse. En octubre de 1931 orador en la sede de la CNT vitoriana codo a codo con Eleuterio Ledesma y en diciembre con San Agustín y Orille en la misma ciudad. En noviembre de 1931 nombrado médico de la sociedad de socorros creada por los obreros de la empresa Ajuria, muchos afectos a la CNT.

En febrero de 1932 fue amenazado por el gobernador Amilibia para que se abstuviera de pasar por Vitoria embarcada en una huelga general. En marzo de 1932 diserta en La Terraza de Bibao. Detenido tras los sucesos de abril de 1932 en Vitoria (con la excusa de poseer una pistola sin licencia), a comienzos de mayo se puso en huelga y fue excarcelado con fianza de dos mil pesetas (se le procesó y juzgó en julio de 1933, juicio suspendido al no aparecer el arma).

Preso gubernativo en Vitoria desde el 23 de julio de 1933 dentro de una redada contra militantes confederales. En 1933, un Pleno Peninsular de FAI lo nombra ponente para redactar el dictamen sobre concepto de comunismo libertario y, a fines de año, se incorpora al Comité Nacional Revolucionario (en noviembre asistió al Pleno Regional de la CNT celebrado en Zaragoza) encargado de encauzar la sublevación en Aragón y La Rioja, aceptando la petición del Comité Peninsular de FAI y abandonando sus compromisos y ocupaciones. Tras el ahogamiento de la sublevación, se le multó (con veinte mil pesetas por decisión del ministro de Gobernación) y encarceló en Zaragoza y Burgos hasta mayo de 1934 en que se le liberó, según unos al desaparecer el sumario judicial (robado por un grupo anarquista), según otros (que parece lo más seguro) alcanzado por una amnistía.

En abril de 1934 firma con otros presos recluidos en el penal de Burgos, escrito publicado en Solidaridad Obrera. Tras su liberación, prosiguió con sus actividades médicas en Álava y su tarea de divulgación médica y social. Su prestigio, muy grande por entonces, explica que el Congreso de Zaragoza de 1936 asumiera en gran parte sus tesis sobre comunismo libertario.

Triunfantes los militares en julio de 1936 en Álava, se le detuvo y asesinó sin proceso seguramente en Pancorbo (Burgos) el 1 de septiembre de ese mismo año. Después de muerto un tribunal de Burgos lo condenó a muerte.

Como escritor y médico, mantuvo dos consultorios en las revistas Estudios e Iniciales, mostrose progresista como sexólogo y partidario de una medicina naturista y preventiva. Como teórico del anarquismo, se le recordará siempre como autor de un leidísimo folleto sobre el comunismo libertario. Escritos suyos pueden leerse Acción, Álava Republicana, Algo, El Amigo del Pueblo, Antorcha de Las Palmas (1935), CNT (1932-1933), Crisol, Cultura Libertaria, Cultura Proletaria, ¡Despertad! de Vigo (1928-1929), En Marcha, Estudios (1929-1937), Ética (1927-1929), Eugenia (1926-1927), Faro de Játiva (1933), Generación Consciente (1924-1928), Helios (1928-1931), Iniciales (1932), Inquietudes, Liberación (1935), Mañana (1930, 1933), Más Lejos de Barcelona, La Medicina Íbera (1927), Nervio (1932), Orto (1932), El Pájaro Azul (1928-1930), Prismas (1928), Proa, La Revista Blanca (1935), Revista de Medicina de Álava (1928), Revista Nueva (1924-1925), Revista Única, Ruta, El Sembrador (1932), Solidaridad, Solidaridad Humana, Solidaridad Obrera de Barcelona (1930-1936, con asiduidad, además en la segunda mitad de 1932 corresponsal en Vitoria) y La Coruña (1931-1932), Suplemento de La Protesta (1926, 1930), Suplemento de Tierra y Libertad (1932-1933), Tiempos Nuevos (1934-1936), La Tierra, Tierra y Libertad, Trabajo de Soria (1931-1936), Umbral, El Único, La Verdad, Voz Libertaria de Bruselas, etc. Prologó obras de Devaldés, F. Caro, Segarra, Martínez Prieto y R. Sanz y es autor de numerosos folletos y libros: Alpinismo (Vitoria, Viuda e Hijos de Sar, 1925, reeditado en Vitoria, AIP, 2010), Apuntes sobre el comunismo libertario (Barcelona, Tierra y Libertad, 1932), Cómo curar la impotencia sexual, El comunismo libertario. Sus posibilidades de realización en España (Valencia, Estudios s.f., más tarde con el título Finalidad de la CNT. El comunismo libertario, Barcelona, Tierra y Libertad, 1933, 1935 y otras muchas ediciones con cambios en el título), Consejos prácticos para evitar el contagio de las enfermedades venéreas, Divulgación de la embriología (Valencia, 1927 y Madrid, Comisión de Propaganda Confederal y Anarquista, 1938), Embriología (Valencia, Generación Consciente y Estudios, s.f., múltiples ediciones), La fiebre. Sus causas. Su tratamiento (Valencia, Estudios, 1934 y 1936), Higiene individual o privada (Valencia, Estudios, 1930 y Cuadernos de Cultura, 1930), La higiene, la salud y los microbios (Valencia, Estudios, 1935), Hipótesis, experimentación y perfeccionamiento (Barcelona, Horizonte, 1933), Independencia económica, libertad y soberanía individual (Barcelona, Cuadernos Rojo y Negro, 1935), Los mártires de la CNT (Barcelona, 1932, con Leopoldo Martínez), Menstruación, su significación e higiene, Los microbios y y la infección (Valencia, Cuadernos de Cultura, 1931), Métodos anticoncepcionales (Barcelona, Iniciales, 1933), El ocultismo científico del aborto (1935), Por pensar así, ¿somos delincuentes? (Logroño, Natura, s.f.), Proyecto de ordenanzas de montes de Álava (Vitoria, s.i., 1930), Propaganda (Barcelona, Tierra y Libertad, 1938), Pueblo, el Gobierno es tu enemigo (Requena, Grupo Cultura, 1931), La sociedad del porvenir (Barcelona, 1932), La sociedad del porvenir. El comunismo anárquico (Barcelona, Amor y Voluntad, 1933), Tratamiento de la fiebre (conocimientos científico-naturales al alcance de todos), Tratamiento de la impotencia sexual (Valencia, Estudios, 1935), Ventajas e inconvenientes de los procedimientos anticoncepcionales (Barcelona, Iniciales, 1934).