Mar 15 2017

IN MEMORIAM JOAQUINA DORADO PITA “NURI”

A Coruña 25 de junio de 1917 – Barcelona 14 de marzo de 2017

Foto

LOS CIEN AÑOS DE LUCHA DE JOAQUINA DORADO, LA GUERRILLERA DE LA LIBERTAD – Directa.cat

Joaquina Dorado Pita, conocida como la Nuri durante la lucha guerrillera contra el franquismo, habría hecho cien años el próximo 25 de junio. El pasado 11 de enero cayó en casa, todo sufriendo una hemorragia cerebral que le ha causado la muerte este martes

Homenaje a Joaquina Dorado, la ‘Nuri’, en las jornadas de Capmany, el 9 de octubre de 2016

JORDI BIGUES

Nacida en el barrio de pescadores Santa Lucia Monelos de A Coruña en 1917, emigró a Barcelona con su familia cuando tenía 17 años. Ese mismo año afiliarse a la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) y, dos años después, con el inicio de la revolución de julio de 1936, plantó cara a la calle a los militares. Durante la guerra hacerse cargo de las responsabilidades del Consejo Económico de la Industria de la Madera socializada que había impulsado el carpintero Manuel Hernández, llegando a ser la máxima responsable.

Antes del inicio de la insurrección militar, Joaquina era tapicera y barnizador. Miembro de las Juventudes Libertarias en el barrio de Poble Sec, en 1936 conoció Liberto Sarrau Royes, nacido el 15 de junio de 1920 en Fraga (Bajo Cinca), en la Franja de Aragón, quien también era de las Juventudes Libertarias pero del barrio de gracia. Ella tenía veinte años y él aún no tenía ni dieciocho.

 

En 1939, Joaquina estuvo dos meses encerrada en el campo de concentración de Briançon, una población fronteriza con Italia en el departamento francés de Hautes Alpes

Exiliada en 1939, Joaquina estuvo dos meses encerrada en el campo de concentración de Briançon (en el departamento francés de Hautes Alpes), población fronteriza con Italia. De allí escapó a Montpellier, donde vivió en la casa del botánico Paul Reclus, sobrino del famoso geógrafo anarquista Elisée Reclus. Posteriormente, partió en Toulouse y pasó por dos campos de concentración más, uno de ellos reservado para prisioneros alemanes, a Recebidoux (Haute Garonne), del que también se fugó.

Detenida y torturada

Ya en Toulouse, 1946 Joaquina reencontrarse con Liberto con el que mantendría una relación hasta su muerte. Con miembros del Movimiento Libertario de Resistencia forman el Grupo de Acción Tres de mayo. A la pareja se incorporan Raúl Carballeira Lacunza (1918- 26 de junio de 1948, asesinado en Barcelona), Francisco Martínez Márquez conocido como  Paco (El Clot, 1922- asesinato en la calle Rosselló de Barcelona el 21 de octubre de 1949) y Germinal Gracia Ibars (Gracia, 1919 – muerte en Montpellier en 1991). Para luchar con las armas contra la dictadura deciden pasar la frontera.

Joaquina Dorado al Consejo Económico de la Industria de la Madera socializada con Manuel Hernández

El 24 de febrero de 1948, Joaquina es detenida en compañía de Liberto Sarrau. Pasó dieciocho días en la Jefatura Superior de Via Laietana, donde fue torturada. De hecho, su ficha carcelaria dice que fue detenida el 10 de marzo, quince días después. De su estancia en el sótano de las dependencias policiales, recuerda de manera especial los comisarios de la Brigada Político Social, Pedro Polo Borreguero y Eduardo Quintela Bóveda: “un bestia que disfrutaba con el sufrimiento de los detenidos”, declaró al historiador Argimiro Ferrero. Ambos fueron protagonistas de largos interrogatorios. Los detenidos eran ” estrechados a preguntas”, un eufemismo a los informes policiales de la práctica de la tortura, para obtener las informaciones que podían permitirse continuar con nuevas detenciones.

El 15 de marzo de 1948, Joaquina ingresó en la prisión provincial de las mujeres en el barrio de las Cortes, donde ahora está El Corte Inglés. Allí coincidió con anarcosindicalistas, como Rosita Mateo Segal -madre de Enriqueta Borràs-, Francisca Avellanet y Antonia Martínez.

Juzgada en Consejo de Guerra por un Tribunal Militar, fue condenada a quince años de prisión acusada de ” auxilio a la rebelión “. Salió en libertad condicional el 12 de enero de 1949, por invalidación del Consejo de guerra celebrado en junio del año anterior. Poco después, el 11 de mayo, fue nuevamente detenida en Ripoll, cuando se disponía a abandonar el país en compañía de Liberto. En esta ocasión, el Tribunal Militar la condenó a doce años de prisión también por ” auxilio a la rebelión “.

 

Durante su segunda estancia en prisión de Les Corts, cayó gravemente enferma, víctima de los malos tratos y torturas y tuvieron que extirparle un riñón

En el juicio, Joaquina encararse con el tribunal militar, “de pie, delante de ellos, con los sables sobre la mesa, les dije que los únicos que se habían sublevado eran ellos, no nosotros; ellos eran los rebeldes contra la República democráticamente elegida. Durante el juicio no se volvió a hablar del auxilio a la rebelión “, explicó al historiador Argi Ferrero.

Durante su segunda estancia en prisión de las Cortes, cayó gravemente enferma, víctima de los malos tratos y torturas y tuvieron que extirparle un riñón. Al salir del Hospital Clínico cuentan que le salvó la vida el tratamiento con penicilina financiada por la CNT clandestina y los cuidados del naturista valenciano Vicent Lluís Ferrándiz.

La prisión de las Cortes en 1948. De pie, de izquierda a derecha Margarita de la Torrassa, Manuela Sáez, Francisca Avellanet, Joaquina Dorado, desconocida y Rosa Mateu (madre de Enriqueta Borrás Mateu). Sentadas, Dulce de Terrassa, Antonia Martínez de Terrassa, Antonia Martínez Juliana y dos compañeras socialistas

Una vez recuperada, el 21 de diciembre de 1953, entró nuevamente a la prisión de las Cortes para cumplir los tres meses que le faltaban para terminar la condena, descontando el tiempo del indulto. Con las ganancias de su trabajo de costurera pudo mantener sus padres y Liberto, que estaba en la cárcel. De este trabajo deja testimonio en una entrevista publicada en la web que reúne los testimonios de la prisión de Les Corts. El 13 de febrero de 1954 consiguió la libertad condicional.

Reincorporada a la lucha armada

A principios del año 1955, Francisco Sabaté Llopart -conocido como Quico-, abandonó su residencia forzosa de Grenoble en la que la había condenado el gobierno francés. Sabaté decidió continuar la lucha armada contra el franquismo, harto y desengañado por la pasividad de la cúpula de la CNT, encabezada de Federica Montseny y Germinal Esgleas.

Quico Sabaté instaló la familia en Toulouse con la ayuda de Emilia Beriaín, viuda de su hermano José. En abril, ya se pasea por delante del Arco de triunfo del Paseo de San Juan de Barcelona, ​​registrando una provocativa foto en la que se le ve burlar la persecución policial. Mientras, en Tolosa, los altos cargos de la CNT se mostraron opuestamente beligerantes con la decisión tomada por Quico. Cualquier acción de combate armado ponía en peligro la situación de acogida y legalidad por parte del gobierno francés.

 

Discreta, metódica, experimentada en la lucha clandestina, Joaquina se mueve por Barcelona con mucha seguridad

Poco tardará Sabaté a ponerse en contacto con Joaquina. La conocía de la Guerra Civil pero no habían tenido casi relación. En Barcelona ella será la encargada de buscar los pisos de la nueva infraestructura, como los de la calle de en Tarròs, en el barrio del Born, y la calle Bassegoda, en el barrio de Collblanc.

Discreta, metódica, experimentada en la lucha clandestina, Joaquina se mueve por Barcelona con mucha seguridad. Formalmente trabaja, mantiene sus padres, envía dinero a Liberto que está encerrado en la cárcel de Madrid ya escondidas conspira contra el régimen dictatorial.

Sabe el peligro que corre apoyando Sabaté, pero Joaquina, ya bautizada como la Nuri , es consciente de que “no lo podíamos dejar solo. Sabaté había perdido buena parte de sus amigos, auténticos guerrilleros. No le quedaba más remedio que agarrarse a lo que quedaba. Liberto ya no estaba de acuerdo con lo que hacía Sabaté, pero … “, declaró a Argi Ferrero.

Entre abril de 1955 y diciembre de 1956, la Nuri hizo un trabajo sigiloso y discreto de apoyo a las acciones armadas de los Grupos de Acción del que no quiso hablar más en detalle, a pesar de que en varias ocasiones se fugó de batidas, trampas y cercos policiales.

 

Entre abril de 1955 y diciembre de 1956, la Nuri hizo un trabajo sigiloso y discreto de apoyo a las acciones armadas de los Grupos de Acción

A pesar de su salud delicada, la Nuri acompañó Sabaté de vuelta a Francia. Caminan por las noches y duermen de día en las masías de confianza hasta llegar a la Grabouidelle, la masía del amigo de la Nuri , Michael Guisset, en La Preste (Prats de Molló). Cargan las octavillas de la publicación El Combate , establecen contacto con los simpatizantes de Toulouse y rehacen el camino hacia Barcelona.

En 1955, Quico Sabaté creó la Federación Ibérica de Grupos Anarco-Sindicalistas para dar un nuevo impulso a la lucha guerrillera. El viernes 6 de mayo, los Grupos de Acción expropian al Banco de Vizcaya de la calle Mallorca esquina Muntaner de Barcelona con un botín de 700.000 pesetas y atracan una tienda de tejidos de la Abacería Central. El 28 de septiembre, aprovechando la presencia de Francisco Franco en Barcelona, ​​esparcen hojas volantes por medio de un mortero.

El viernes 23 de marzo de 1956, los guerrilleros atracan el Banco Central de la calle Fusina número 7 de Barcelona, junto al mercado del Born, y se llevan 150.000 pesetas. Dos días antes se había producido un enfrentamiento y Quico había matado a un policía de paisano que le perseguía por Montjuïc. Su muerte el trastocó y llorando buscó refugio con Nuri .

El sábado 22 de diciembre de 1956 Sabaté, Amadeo Ramón Valledor y Ángel Marqués Urdí atracaron la empresa Cubiertas y Tejados obteniendo un botín de cerca un millón de pesetas. Días más tarde, Ángel Marqués es detenido y posteriormente condenado a treinta años de prisión. Una ola de detenciones llevó a la cárcel a más de cuarenta militantes de la CNT acusados ​​de atentar contra la seguridad del estado y, sobre todo, de colaborar con Quico Sabaté.

 

Una ola de detenciones llevó a la cárcel a más de cuarenta militantes de la CNT acusados ​​de atentar contra la seguridad del estado 1956

Sabaté y Valledor se escondieron en un lugar aún no identificado hasta que el miércoles 6 de febrero de 1957, cogieron el tren disfrazados de campesinos. En la estación de San Andrés se incorporaba la Nuri , que inicialmente no los reconoció por el disfraz. En la estación de Hostalric bajaron los tres y continuaron hacia la frontera siguiendo la vieja ruta seguida por Sabaté y otros maquis. La Nuri tenía entonces 39 años, en Valledor 36 y Quico 41.

Mientras rehicieron el camino de la frontera que duraría trece días, Pedro Polo Borreguero consiguió la colaboración de la gendarmería de Perpiñán. En la Grabouidella encontraron un depósito de armas de guerra y cerraron Michel Guisset en prisión del Perpiñán. Sabaté volvió a ser objetivo de la justicia francesa.

El 30 de junio de 1957, la Nuri consiguió el estatuto de exiliada, por segunda vez, a pesar de estar bajo búsqueda y llamada de la policía española. Se establece en Toulouse, trabajando de costurera. En Liberto Sarrau, juzgado en agosto de 1952, es condenado a 20 años y un día. Sale del penal de Madrid el miércoles 12 de marzo de 1958 y marcha a Francia, pasando por Andorra. Allí le espera Joaquina.

Liberto y Joaquina los años 50

La pareja se establece en París. Ella trabaja de dependienta en una zapatería y él a la UNESCO, como corrector y traductor. En Liberto colabora en la prensa libertaria e intentan dar vida a un sueño. A finales de los años ochenta, fundan la Asociación Cultural y Ecologista Naturaleza (ACEN), con la intención de crear un centro de educación libertaria, intentando comprar inútilmente una masía con una treintena de hectáreas de tierra en los Pirineos catalanes donde situar escuela Mundo nuevo.

Parece que la finca había sido comprada en 1930 por el Sindicato Fabril y Textil de la CNT de Barcelona para hacer colonias de la Escuela Naturaleza que pertenecía al sindicato y que el mismo Liberto había disfrutado con 10 años y ahora, cincuenta años después, quería hacer revivir.

Durante esta etapa de su vida en París, Joaquina no perdió las relaciones con todo el exilio republicano. Amiga entrañable del anarquista Cipriano Mera -el acompañó hasta el último momento de su vida- conoció Defensa Interior y ayudó en todo lo que está a su alcance.

A finales de 1959, conocedora de los planes de Sabaté de volver a Barcelona, ​​con Marcelino Massana, Liberto y otros libertarios se encontraron con él en París. “Toda la noche intentamos convencerle de que lo que quería hacer era una locura. No hubo manera, lo tenía muy claro. Cuando dieron la noticia por la radio de su muerte yo estaba cosiendo y pensé … Se acabó “, recordaba sesenta años después de aquel fatídico 5 de enero del 1960, cuando Sabaté fue asesinado en Sant Celoni.

Volver a casa

El caso es que en octubre de 2001, con 81 años, en Liberto Sarrau Royes murió en París. En 2006 Joaquina Dorado volvió a Barcelona. Tenía 89 años. A pesar de la edad, asistió de manera discreta a los homenajes a Buenaventura Durruti y otros actos libertarios. Siempre se ha mantenido leal a sus ideales anarquistas. El 1 de marzo de 2007 recibió en Santiago de Compostela el homenaje de la Xunta de Galicia como Mulleres de Memoria , junto treinta mujeres gallegas.

 

En octubre de 2001, con 81 años, en Liberto Sarrau Royes murió en París y en 2006 Joaquina Dorado volvía a Barcelona con 89 años

Joaquina participa, incluso, en una ruta sobre Sabaté organizada por gerundense José Terrades que recorría los lugares por donde pasaba Quico, cuando iba hacia Barcelona. La podemos ver en la fotografía con el grupos de participantes. Allí se reencontraba con los hijos de Michael Guisset y, de forma casual, conoce un sobrino de Sabaté y un hermano de Rogelio Madrigal, uno de los componentes del grupo de acción de Quico muerte, junto con tres compañeros más, por la Guardia Civil en Mas Clarà el 4 de enero de 1960.

“Todos aquellos y aquellas que hemos tenido el placer de poder hablar con ella, que hemos sufrido su silencio, su contención deliberada a hablar de hechos de la que ella tiene mucha información, coincidimos en admirar a esta gallega de nacimiento y debemos considerarnos afortunados “-comenta Argi Ferrero. “Joaquina es un testimonio vivo, de los pocos que quedan, de una etapa histórica donde el anarquismo había dejado de ser una utopía para convertirse en una realidad, donde la resistencia era un deber y una obligación, un ejemplo de lucha, dignidad y coherencia. “Quien conoce su trayectoria, añade Ferrero, piensa” que las clases populares estamos en deuda con la Joaquina Dorado, la Nuri , y que debemos rendir homenaje con orgullo y admiración a esta constancia en la lucha por la libertad ” .

Hoy, martes 14 de marzo a las 6 de la mañana ha muerto Joaquina Dorado Pita en el hospital del Mar de Barcelona, ​​donde había ingresado el 11 de enero a raíz de una caída en casa, que le provocó una hemorragia cerebral y una fractura del húmero. Desde el pasado Viernes se le había retirado la medicación y la diálisis por el riñón excepto los sedantes. El próximo jueves, a las 16 horas, en el tanatorio Sancho de Ávila de Barcelona, ​​tendrá lugar el sepelio de Nuri, la mítica guerrillera urbana oculta.

(Traducción Google Traductor)

DIRECTA CAT

 

Enlace permanente a este artículo: http://vitoria.cnt.es/blog/2017/03/15/in-memoriam-joaquina-dorado-pita/